Comprar una casa nueva o una casa para reformar: Ventajas y Desventajas

diciembre 12, 2022
0 Comentarios

¿Es mejor comprar una casa recién construida o una inmueble que necesita reformas?

Todo un dilema.
Como ocurre con cualquier elección que concierna a la esfera personal, no hay una respuesta correcta o verdadera, porque mucho depende de sus objetivos vitales -tanto a corto como a largo plazo- y del tiempo de que disponga para investigar y adquirir su nueva vivienda.

En este artículo, me gustaría ofrecerte una visión general evaluando las ventajas y los posibles inconvenientes de ambas soluciones, para que puedas elegir por ti mismo.
Luego, si quieres consejo, te invitaré a la agencia para que podamos hablarlo en persona: la elección final dependerá tanto de factores emocionales como de tu presupuesto.
Veamos juntos las diferencias entre comprar una casa nueva y una para reformar.

Comprar una casa nueva

Si decide comprar una casa, chalet o piso de nueva construcción, puede plantearse dos opciones:
– una propiedad ya construida y lista para ser entregada – como decimos nosotros «llave en mano»,
– una vivienda que aún está por construir -esto se aplica a una vivienda unifamiliar- sobre la base de un proyecto, que se evaluará junto con el arquitecto y la empresa que llevará a cabo la construcción.
La única diferencia entre estas dos opciones: el tiempo.
La casa ya construida está lista para ser habitada en breve y en unos tres meses podría hacer realidad su deseo.
Para que el chalet se construya según lo previsto, hay que contar con al menos 18 meses, porque intervienen varias variables: la disponibilidad de la empresa, el proceso de solicitud de obra, la burocracia y las condiciones meteorológicas.

¿Cuáles son las ventajas de comprar una casa nueva?

– Los nuevos edificios se diseñan siguiendo la lógica de la sostenibilidad y se construyen con materiales innovadores de última generación.
Casi todas  consumen poco, tienen un sistema fotovoltaico, bomba de calor, calefacción por suelo radiante.
Una casa nueva reduce los gastos en facturas de gas y electricidad.
Además, el confort y la calidad de vida son elevados y el diseño interior muy cuidado: suelos, paredes, azulejos y acabados también le satisfarán desde el punto de vista estético.
– Si la casa fuera un proyecto sobre el papel, tendrías la posibilidad de personalizar las habitaciones y la estructura (respetando las dimensiones de construcción previstas): diseñar tu propia casa siempre da mucha satisfacción y la comparación con el arquitecto te permite encontrar las mejores soluciones.
– Vivir en una casa de nueva construcción te da la garantía de no tener que realizar mantenimientos extraordinarios durante -al menos- los próximos quince o veinte años: la inversión inicial puede ser un poco mayor, pero te beneficiarás a largo plazo.
Además, vamos, reconozcámoslo: la casa nueva es preciosa.

¿Cuáles son las desventajas?

– En caso de que decida comprar un proyecto sobre el papel, el plazo de construcción puede ser más largo, lo que retrasará la entrada en su nuevo hogar: si no tiene limitaciones que cumplir, esto no es un problema.
– Antes de confirmar la parcela en la que vas a construir, pregunta por las parcelas vecinas: al cabo de unos años puede que tengas al lado un bloque de pisos que te corta los rayos del sol o un campo de cultivo por el que pasa el tractor a horas inverosímiles.
– Tiene que contar con un arquitecto y una empresa constructora que puedan ofrecerle garantías de seguridad y fiabilidad en el proyecto, y también evaluar posibles imprevistos en el camino.

No contamos el coste de la casa entre las desventajas: imaginemos que tienes un presupuesto y que antes de solicitar un proyecto lo das a conocer. Sé muy firme en este punto: elige la cantidad máxima que puedas permitirte y especifica que no puedes subir más.

Comprar una casa para reformarla

El mercado inmobiliario ofrece hoy varias soluciones para comprar un piso o un chalé «de segunda mano», y si su presupuesto inicial no es elevado, ésta podría ser la solución adecuada para usted.
La renovación, si no implica intervenciones que afecten a la habitabilidad del inmueble, también puede posponerse a una fecha posterior.
Le aconsejamos que evalúe la compra de una casa para reformarla teniendo en cuenta la inversión global que debe realizar y el tiempo necesario para hacerla habitable.

¿Qué ventajas tiene comprar una casa para reformarla?

– Una propiedad para renovar tiene un coste inicial inferior al de una propiedad de nueva construcción.
– Las casas antiguas, las que se construyeron después de la guerra, tienen espacios muy amplios y estructuras cuadradas que son fáciles de amueblar y renovar. Suelen tener bodegas y tabernas, espacios al aire libre y grandes terrenos. Y suelen estar en las mejores ubicaciones.
– La renovación le permite personalizar totalmente la casa, eligiendo los revestimientos de las paredes, los colores, los suelos, igual que haría con una casa de nueva construcción.

¿Cuáles son las desventajas?

– Cuando decides iniciar una reforma, tienes que contar con una serie de profesionales: el aparejador, el arquitecto, la empresa constructora que llevará a cabo la obra.
No valore sólo el aspecto estético, compruebe también las instalaciones y la fontanería: si hay que cambiarlas, es mejor realizar todos los trabajos a la vez.
Los costes de renovación pueden aumentar y no todas las obras tienen derecho a desgravación fiscal.
– La renovación también lleva su tiempo: el trabajo no es inmediato y pueden pasar meses antes de que la casa esté habitada permanentemente.
Ten en cuenta también el tiempo que tendrás que dedicar a todo el papeleo y las posibles solicitudes de beneficios fiscales: banco, contable, aparejador, empresa constructora.
– Las obras de renovación que se llevan a cabo hoy en día dan excelentes resultados y ganan en clases energéticas.
Tenga en cuenta, sin embargo, que la casa sigue siendo un edificio antiguo y no tendrá el mismo confort de vida que una villa de nueva construcción.
– Las obras de reforma le permiten modernizar varias zonas de la casa, pero tendrá que realizar un mantenimiento constante.

Evalúa bien todos los pros y los contras de las dos opciones: podemos discutirlos abiertamente en la agencia.
Colaboramos con diversos profesionales y empresas constructoras con los que podrá tratar tanto para una vivienda de nueva construcción como para una casa que necesite una reforma.
Ambas elecciones son importantes porque forman parte de tu proyecto de vida: no des pasos precipitados y confía en los consejos de quienes trabajan en el sector inmobiliario y de la construcción.

Dejar un comentario